¿Es imprescindible BIM para hacer Facility Management?

¿Es imprescindible BIM para hacer Facility Management?

No hablamos ahora de si a favor o en contra de BIM.

No discutimos eso.

Se trata de separar conceptos, y de entender que BIM y Facility Manangement no son lo mismo, y que de igual modo que se pude «hacer BIM» sin tener nada que ver con el FM también se puede hacer FM sin BIM.

Puedes hacer Facility Management con papel y lápiz, y con tus conocimientos.

El Facility Management está muy afectado a estereotipos desde el principio, y muchos de esos estereotipos se han quedado de manera más o menos residual, pero se han quedado.

Aquello de que el FM era «como SSGG pero con corbata», o «como Servicios Generales pero en inglés», o «como SSGG pero externalizado», etc. ,etc., etc.

Dentro de ese paradigma de ilusiones ópticas entró la tecnología, y dentro de la tecnología, los términos que se le asociaron, incluso desde el desconocimiento de lo que significan los términos, como Smart Cities o Building Information Model (BIM), que realmente no son términos tecnológicos pero se han asimilado a nombres comerciales de software.

La metodología BIM es un mundo, y no trata solo de tecnología, pero se basa en un modelo central de información alrededor del cual se establece un modo de operar que afecta y coordina a tantas áreas como se sea capaz de organizar.

La tecnología está para servir de ayuda, pero también está para venderse y subsistir, y esto ha llevado a una corriente de mensaje que te quiere indicar que si no usas BIM (lo que realmente quiere decir es «si no compras mi software») no estés haciendo Facility Management.

El software no gestiona la oficina, la gestionas TÚ.

Puedes gestionar la oficina con papel y lápiz, con un paquete ofimático generalista, con un ordenador, con un smartphone, con una tablet, con un equipo de personas, con un software sencillo, con un software complejísimo, con sensores por todas partes, sin sensores…

Que hagas Facility Management o no lo hagas está relacionado con conceptos como el conocimiento, la estrategia, el modo de plantear la gestión, la proactividad, etc.

No está relacionado con el programa de software que utilizas ni con el nivel tecnológico que tengas en tu gestión.

Quien hace FM o no lo hace eres TÚ, no un programa.

Puede facilitarte las cosas, o incluso llegar a ser necesario.

Antes de que empieces a decir que esto sea un alegato anti-BIM, aclararte que es BIM no solo nos parece que sea algo que puede ayudar mucho, sino que fuimos de los primeros que empezamos a usarlo, y nosotros sí que nos encontramos con un rechazo irracional por desconocimiento hace ya décadas por parte de muchas personas (algunas de ellas convertidas hoy en adalides del BIM, cuando realmente fueron su mayor obstáculo).

Lo que ocurre es que, del mismo modo que el CAD no hace al arquitecto, o las botas no hacen al futbolista, o la mejor cámara no hace al fotógrafo, el BIM no hace al nadie ser Facility Manager.

El BIM se va convirtiendo en algo más interesante cuanto mayor es la complejidad de lo que tienes que gestionar, cuando usar lápiz y papel ya es muy lioso, cuando las hojas de cálculo ya son muy grandes y pueden dar lugar a errores fácilmente… y cuando la colaboración es imprescindible o muy conveniente.

La metodología BIM no va de renders, no va de líneas de colores, realmente va de coordinación.

BIM se encuadra dentro de un concepto más amplio llamado VDC (del cual tienes un artículo en ésta misma web), y que también es interesante para el Facility Management.

Y es que según se va profesionalizando la actividad, también lo hace el Mercado, y la especialización por áreas.

La especialización está conllevando 2 cosas:

  • Un mayor conocimiento en el área propia de trabajo.
  • Un mayor desconocimiento del resto de áreas que no sea la propia de trabajo.

Por tanto, se hace más necesario que nunca un sistema útil de COORDINACIÓN entre las partes especializadas cada cual en lo suyo.

Ahí es donde la figura de Facility Manager tiene una mayor preponderancia y sentido.

En general, si tú como FM utilizas una tecnología más avanzada y sigues una metodología BIM que la aprovecha, tendrás mayor capacidad de gestión.

Pero lo que no debes perder de vista es que se trata de herramientas que te permiten volcar tu conocimiento en la actividad.

De hecho, una pregunta habitual antes de entrar en la metodología BIM es si lo que has de gestionar es suficientemente complejo como para necesitarla.

Puede ser complejo por sí mismo (porque tengas que gestionar muchas oficinas, por ejemplo), o por el sistema de gestión.

Tal vez tengas que integrarte en un equipo o en un «equipo de equipos» especializados que ya trabajen con una metodología BIM, y se te hace entonces más sencillo unirte que implantar algo nuevo, especialmente si lo existente ya funciona bien.

Conclusiones.

A la pregunta de si es imprescindible BIM para hacer Facility Management, la respuesta es que no, aunque puede ser de mucha utilidad.

El Facility Management tiene mucho más que ver contigo que con las herramientas que uses.

Las herramientas que uses, no obstante, te pueden ayudar a tener mejores resultados en tu trabajo, pero solo si aportas los conocimientos necesarios que has de poseer tú.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.