Cuándo puedes considerar que tu oficina tiene varias salidas, y cuándo no.

No es lo mismo el número de puertas que el número de salidas de una oficina.

El hecho de que tu oficina tenga varias salidas afecta a diversos aspectos referentes a la Normativa que ha de cumplir.

Sin embargo, no siempre está claro cuándo se puede considerar REALMENTE que hay varias salidas en tu oficina.

No es lo mismo el número de puertas que el número de salidas.

Por qué a veces son necesarias varias salidas en una oficina.

Porque puede ser que una sola salida no sea bastante, o pueda llegar a ser insuficientemente segura.

Una salida se materializa mediante una puerta o un hueco, que tendrá unas dimensiones, y que la harán apta para un cierto caudal de personas.

Si la cantidad de personas que hay en la oficina es demasiado grande para una sola salida, será necesario que haya más, o a veces, a este respecto, puede ser que te permitan que la puerta sea más grande y sirva para más caudal, aunque no siempre.

Pero hay más situaciones.

Por ejemplo, es habitual que la Normativa de Evacuación de Personas aplicable a las oficinas de tu localidad establezca una longitud máxima para el recorrido que una persona tenga que hacer desde su puesto de trabajo hasta una salida de la oficina.

Es muy habitual que si solo hay una salida haya puestos que queden más lejos (ojo, la distancia se mide sobre el recorrido, no en línea recta sobre un plano) de la puerta de lo permitido, y sea entonces necesario tener más salidas de manera que se puedan cumplir los recorridos de evacuación.

Pero no es solo eso, sino que la Normativa puede establecer diferentes longitudes máximas permitidas para los recorridos de evacuación en función de diferentes condicionantes, y entre esos condicionantes puede estar el número de salidas de la oficina.

Esto significa que puede ser que leas en la Normativa que si la oficina tiene 2 salidas los recorridos de evacuación puedan ser más largos que si solo tiene 1, pero no es algo tan directo ni tan sencillo.

Para empezar, debe haber REALMENTE 2 salidas, y no hacer trampas.

Por otro lado, hay Normativas que obligan a tener en cuenta algún tipo de «hipótesis de bloqueo» que pueden invalidar la idea de una sola salida.

Estas Normativas prevén que, ante una evacuación de la oficina, una o más salidas puedan estar bloqueadas.

Por ejemplo, qué ocurre si la evacuación es por un incendio y el fuego está delante de la puerta.

Como ves, sería necesario que hubiera otra salida alternativa.

¿Cuándo hay realmente varias salidas de la oficina?

A veces, la propia Normativa aplicable de tu localidad explicará cuándo se pueden considerar salidas independientes y cuándo no, pero otras veces no está tan claro.

Por eso es tan importante que comprendas por qué son necesarias las salidas múltiples y distingas cuándo son mera cosmética.

Echa un vistazo a la imagen, que es un esquema de una situación que nos encontramos con cierta frecuencia al hacer validaciones de locales:

Si dos puertas están muy juntas no sirven como varias salidas.

¿Dirías que eso son 2 salidas?

La separación entre puertas en ese esquema será de unos 15cm ó 30cm.

Piénsalo así ¿Qué diferencia hay entre eso y 1 única puerta doble con sus 2 hojas?

Imaginemos que cada una de esas puertas tiene 90cm de ancho.

¿Hay alguna diferencia entre ese esquema y poner una puerta doble de 180cm ó 210cm de ancho?

No me lo invento, he vivido cómo agentes inmobiliarios y propietarios de locales me intentaban convencer de que eso fueran 2 salidas de la oficina, y te explico por qué tenían tanto interés.

Si el agente inmobiliario o la agente inmobiliaria sabe de Normativa (no siempre es prioritario para ellos/as) pueden haber leído u oído que si la oficina tiene 2 salidas los recorridos de evacuación máximos permitidos son más largos.

Como decíamos antes, esto no es tan directo de aplicar.

Al visitar el local, te das cuenta de que sus dimensiones van a provocar que haya una zona de la oficina que podría no cumplir con las distancias máximas de recorridos de evacuación por estar muy lejos de la puerta.

Entonces lo que te intentan decir es que, si en vez de una puerta doble hacen 2 puertas sencillas de 1 hoja separadas por un trozo de pared de 15cm ó 30cm, eso ya fueran 2 salidas, pero no.

No es así.

De hecho, en algunas ciudades ya se han ido estableciendo criterios directamente numéricos de distancias mínimas entre puertas para que puedan considerarse normativamente salidas distintas.

Esto quiere decir que, por ejemplo, si la Normativa de tu localidad indica que las salidas han de estar separadas un mínimo de 5 metros, si tú tienes 2 puertas que están separadas 3m se considerarán como 1 única salida, y como tal se computará en las fórmulas de la Normativa para dimensionar las distancias máximas permitidas de los recorridos de evacuación.

Por tanto, tú ves 2 puertas, pero la Normativa solo ve 1.

Pero a veces la Normativa no es tan específica con los números, y el problema surge en estadíos posteriores del proyecto, cuando has de justificar la Normativa en otras fases.

Por eso es tan importante entender todo esto.

De dónde a dónde se mide un recorrido de evacuación en una oficina.

Lee cuidadosamente la Normativa aplicable en tu localidad y busca cuáles son las longitudes realmente consideradas en los recorridos de evacuación.

Son muchas (pero muchas) las personas que (incluso profesionales del mundo de las oficinas) creen que los recorridos de evacuación se midieran desde el puesto de trabajo hasta la puerta de la oficina, pero muchas veces esto NO es así.

La Normativa suele tener en cuenta qué hay detrás de la puerta, qué ocurre en el exterior de tu oficina, etc.

Muchos y muchas profesionales del mundo de la oficina no tienen en cuenta esto, pero es así, así que TÚ sí lo has de conocer, para formarte bien estás aquí.

Si te fijas, puede ser que la Normativa emplee expresiones como «hasta el espacio exterior seguro» o cosas similares.

Es muy probable que no diga «hasta la puerta de la oficina», o que condicione que puedas medir hasta la puerta de la oficina si esa puerta se puede considerar «salida» porque cumpla con otros requisitos que se expliquen a lo largo de la Normativa.

Evidentemente, si la Normativa dice que la longitud del recorrido de evacuación de tu oficina se medirá «hasta el espacio exterior seguro», has de buscar qué considera «espacio exterior seguro» para saber dónde está y poder medir correctamente.

Existen un par de situaciones que te pueden ayudar a ir viendo si 2 puertas tienen pinta de ser salidas independientes o no. Vamos a ver:

Hipótesis de bloqueo de salida de la oficina en caso de evacuación.

Como Facility Manager, para ti esto es algo básico de comprender, pues afecta a la seguridad de los ocupantes de la oficina o del espacio de trabajo que gestiones.

Ya enunciábamos antes que se trata de suponer que una o más de las salidas de la oficina se encuentren bloqueadas en el momento de tener que evacuar el espacio.

Si volvemos al esquema del ejemplo en que 2 puertas están separadas unos centímetros, es fácil ver que si, por ejemplo, hay un foco de incendio ahí que impide salir por una de las puertas, también está impidiendo salir por la otra, porque están juntas, y si se bloquea una, también se bloquea la otra.

Por tanto, ya por esto no podrías considerar que se trate de 2 salidas independientes, por mucho que tengas 2 cercos de puerta en vez de 1 más grande.

Las hipótesis de bloqueo necesarias se explican en las Normativas de Evacuación de Personas (habitualmente vinculadas a las Normativas de Protección Contra Incendios), estableciendo cuándo han de considerarse y cómo, y suelen atender a cuestiones como el aforo, la altura de evacuación, condiciones exteriores, instalaciones, sectorización, medios de evacuación, etc.

Esto significa que puede ser que la Normativa establezca unos condicionantes que permitan no establecer hipótesis de bloqueo siempre, pero también que en muchos casos sí lo exija.

Cuidado al leer cómo se miden los recorridos de evacuación de la oficina según la Normativa.

Imaginemos que la Normativa aplicable a tu localidad dice que si la oficina tiene 1 sola salida, el recorrido de evacuación pueda tener un máximo de 25m de longitud, y que si tiene 2 salidas, entonces los recorridos de evacuación puedan tener un máximo de 50m de longitud.

Es habitual que las Normativas hagan distinciones de este estilo, ya que juegan con los caudales de personas en circulación y piensan que se dividirán para salir por diferentes caminos, y por tanto pueden ser más permisivas.

Por esto estaban tan interesados/as los agentes inmobiliarios y propietarios/as en convencerte de que el esquema que hemos tomado de ejemplo fueran 2 salidas en vez de 1, porque así creen que se aplicarían unas distancias máximas permitidas de evacuación que, en realidad, no se pueden aplicar.

Y no se pueden aplicar porque no se puede considerar que esa oficina tenga 2 salidas, sino que simplemente tiene 2 puertas, que no es lo mismo que tener 2 salidas.

Pero, además, hay que leer la Normativa entera, no solo la primera frase de cada capítulo (eres profesional de los espacios de trabajo ¿no?), y un poco más adelante te explica que, si bien la distancia máxima total del recorrido de evacuación de una oficina con 2 salidas pueda ser de hasta 50m, hay más requisitos.

Un requisito posible es que te diga que no puede haber más de 25m de recorrido (o 20m, o 15m…) hasta el punto en que puedas elegir por qué puerta salir, es decir, hasta el punto en que los recorridos de evacuación se separan.

Imagina que en tu oficina hay un pasillo que cruza tu oficina en línea recta y una salida a cada extremos del pasillo.

Cuando llegas desde tu puesto al pasillo, ahí decides si giras hacia la derecha y sales por una puerta, o si giras hacia la izquierda y sales por la otra puerta. Ahí es donde tu recorrido se bifurca, pero hasta ahí, no tenías opción.

Pues bien, ese recorrido único desde tu puesto hasta el pasillo (en el caso del ejemplo es el pasillo, pero puede ser cualquier otro lugar, depende de cada caso) también está limitado en longitud máxima por la Normativa, en muchas ocasiones, por lo que te recomiendo que te leas bien todo lo que te indique en todos sus artículos, no solo los encabezados.

En el ejemplo de nuestro esquema se ve con claridad que ni siquiera existen recorridos alternativos, ya que las puertas están juntas, y da igual si vas a salir por una o por la otra, el recorrido que has de hacer por la oficina es el mismo, y por tanto queda limitado a esos 25m (o 20m, o 15m…) que dice la Normativa, por lo que no sirve eso de que se pudieran considerar 50m, de ningún modo.

Ves que lo mismo ocurriría si fueran 3 puertas o 4 puertas juntas, ya que el recorrido sería único y no se podrían considerar salidas independientes.

Lo que ocurre detrás de la puerta de evacuación también importa para la Normativa de Evacuación de tu oficina.

Esto es algo que se pasa por alto muchas veces, y cuando te afecte como Facility Manager puede ser ya tarde.

Imagina que en tu localidad la Normativa diga que has de tener 5m de separación entre puertas para considerarlas salidas independientes, y que tienes esos 5m de separación.

Pero ambas puertas dan a un mismo rellano, con 1 única escalera para las 2 salidas de tu oficina.

Ahora piensa en otra situación en que cada puerta de salida dé a un espacio diferente, con una escalera diferente para cada uno.

¿Te parece que es lo mismo?

No, ¿verdad?

Pues a la Normativa, tampoco.

Tiene que ver con eso que mencionábamos antes de «espacio exterior seguro» o sus equivalentes.

Sí, desde dentro de tu oficina, tú ves 2 puertas que parecen 2 salidas, pero resulta que al otro lado hay una única escalera.

Sigue la misma lógica que antes, y piensa en una hipótesis de bloqueo.

¿Qué ocurre si la escalera a la que dan 2 puertas se bloquea?

Pues que el bloqueo afecta a las 2 puertas.

Si cada puerta da a una escalera independiente, si se bloquea 1 escalera, su bloqueo afecta a 1 puerta, y queda otra salida disponible y despejada para evacuar a las personas de la oficina.

Es muy probable que la Normativa entre a definir múltiples parámetros para establecer sus fórmulas y limitaciones, ya que no es lo mismo que la escalera tenga consideración de «protegida», o de «especialmente protegida», o sus equivalentes, o no tenga ninguna consideración…

Verás que te dice algo así como «para que una escalera pueda considerarse especialmente protegida…» y los condicionantes para la escalera.

Y si la escalera tiene una cierta consideración, entonces las salidas de la oficina que acometen a esa escalera también se ven afectadas por esa consideración en algún aspecto u otro, y así sigue la cascada de consecuencias.

Este punto es muy interesante porque sirve para recalcarte que no todo lo relativo a la Normativa que ha de cumplir la oficina que gestionas tiene que ver con el interior de tu oficina, sino que hay cuestiones que dependen del exterior, y que has de considerar igualmente.

Por ejemplo, cómo sean las escaleras o las vías de evacuación del edificio pueden limitarte más el aforo de tu oficina que su diseño interior o la Normativa aplicable a su diseño interior.

Como profesional de la gestión de espacios de trabajo (Facility Manager, Office Manager, responsable de Servicios Generales, Real Estate Manager…) es tu obligación conocer la Normativa que te afecta, y conocerla en su totalidad, no solo la primera frase de cada artículo, lo cual es muy habitual y genera muchos problemas.

¿Te ha resultado útil?

Si este artículo te ha resultado útil e interesante, háznoslo saber y compártelo con aquellas personas a quienes creas que también resultará de utilidad.

Así, entre todos, contribuimos a profesionalizar el sector de la gestión de espacios de trabajo.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.