Los mejores medidores láser que puedes encontrar en Amazon hoy mismo.

El medidor láser es una herramienta muy útil.

El medidor láser es una de las mejores herramientas y más útiles de las que se pueden adquirir por cualquiera que tenga que medir algún espacio.

Atrás quedaron aquellos primeros intentos de la industria con aquellos medidores por ultrasonidos que daban tantos errores de medición.

Desde la llegada de los láser, dispones de aparatos fiables, que empezaron teniendo un precio muy elevado, pero que con el paso del tiempo se han ido poniendo al alcance de más personas.

Vamos a ver qué ventajas tienen, y cuáles puedes adquirir, hoy mismo si quieres, directamente en Amazon:

Algunas ventajas e inconvenientes de los medidores láser.

Como suele ocurrir en este mundo, los medidores láser tienen ventajas, pero también tienen limitaciones que has de conocer antes de adquirir uno.

Ventajas de usar un medidor láser frente a un flexómetro:

No se trata de decir que sea mejor un medidor láser que un flexómetro siempre, sino que hay situaciones (y son muy frecuentes) en las que aporta ventajas.

Vamos a ver algunas:

El alcance.

¿Cuánto puede medir como máximo un flexómetro que puedas utilizar?

Los más habituales están entre 3m y 12m, dado que, a partir de ahí, se suele mover demasiado como para que una persona lo use.

Si la distancia a medir es grande, se recurre a cintas métricas, y si es muy grande se recurre ya a cintas «tipo rueda», que se llevan rodando por el suelo y que miden la circunferencia de la rueda y las vueltas que va dando.

Si la distancia a medir es mayor de 4m o 5m, se puede hacer de varias maneras:

  • Medir con el flexómetro por tramos.
    • Se puede hacer, aunque puede ser tedioso y, sobre todo, la suma de ligeros errores en la medición de cada tramo puede acabar resultando en un error de medición excesivo.
  • Usar una cintra métrica.
    • La cinta métrica no tiene rigidez, por lo que es factible usarla si se puede extender en el suelo.
    • En distancias no muy grandes se puede usar entre dos personas, pero tiende a flexionar mucho si se mantiene en el aire y falsea, por tanto, la medida real, que sería la medida en línea recta.
    • Las cintas métricas tienen su mayor utilidad entre los 8m y los 50m aproximadamente, siempre que las condiciones del lugar permitan extenderla en el suelo en línea recta.
  • Usar un medidor láser.
    • La distancia que pueden medir depende del modelo, y los de menos alcance suelen llegar al menos a los 15m de distancia, aunque los modelos más habituales pueden medir hasta 25m o 50m.

Medir con obstáculos.

Una de las circunstancias que más ha impulsado el desarrollo y el mercado de los medidores láser es la necesidad de medir espacios que tienen obstáculos por medio, y que hacen muy complicado usar un flexómetro.

Imagina que eres Office Manager y que tienes que medir el largo de tu oficina.

Puedes ir con un flexómetro por tramos, pero acumulas mucho error, y todas las mesas y armarios que tienes por medio te van a entorpecer mucho.

También ocurre en salas y en dormitorios, aseos, etc.

Los espacios no están vacíos y despejados para ir extendiendo un flexómetro, y mucho menos una cinta métrica por el suelo.

Con el medidor láser, lo apoyas en una pared, apuntas a la pared del fondo situando el puntito rojo donde quieres, y mides con pulsar el botón.

Te da la medida de una vez, en línea recta, sin errores de tramos ni de flexiones ni de curvas, no has tenido que ir molestando a nadie ni apartando mesas ni sillas…

Medir alturas.

Hay un buen motivo por el que los flexómetros tienen una limitación de distancia: su rigidez.

La rigidez de un flexómetro es importante para que no se esté flexionando cuando tengas que medir algo en horizontal, también para que tú (en solitario) puedas medir en horizontal «en el aire» a una cierta distancia y el flexómetro se mantenga con el extremo en el aire sin caerse, y también, para poder medir alturas.

Si alguna vez has tenido que medir una altura con un flexómetro poco rígido habrás visto que es complicado incluso si te apoyas en una pared, pues se está doblando constantemente.

Además, en el caso de que el flexómetro se mantenga y llegues a la altura necesaria, está el problema práctico de ver con la suficiente claridad el número, a la distancia desde la que estás mirando (te puede parecer una tontería, pero en la práctica puede suponer un problema).

Para medir alturas a las que llegar con un flexómetro es complicado, se suelen emplear alternativas:

  • Usar pértigas:
    • Se trata de pértigas telescópicas, con secciones de varios colores a modo de anillos de longitud conocida (usualmente blancos y rojos alternativamente), de tal modo que se pueda, visualmente, ver cuantos han sido necesarios.
      • Por ejemplo, si la pértiga tiene anillos de 50cm y has necesitado extenderla 9 anillos, la altura es de 4’50m.
    • También puede estar regulada en sus extensiones
    • Aquí tienes el ejemplo de la Bosch GR500, que puedes adquirir en Amazon:
  • Usar un medidor láser:
    • Lo pones en el suelo, apuntas hacia arriba el punto rojo del puntero, pulsas el botón, y ya tienes la medida.

Desventajas de usar un medidor láser.

No todas las situaciones de medición se resuelven de manera más adecuada con un medidor láser.

Como ves, no se trata de que los medidores láser sean algo bueno o algo malo, sino de darles el uso correcto ante la situación en que sean adecuados.

Pilas o baterías descargadas.

Antes de entrar en otros detalles, la experiencia nos dice que uno de los principales problemas que se suelen encontrar, de hecho, en la vida real, a la hora de medir con los medidores láser es que tengan las pilas o las baterías cargadas.

Cuántas veces no habrá sacado alguien el medidor del cajón, se lo lleva a donde sea para medir, y cuando llega… no tiene pilas.

Pues, en la vida real, bastantes veces.

Así que, ante todo, que tenga pilas o baterías cargadas.

Saber configurarlo y tener claro desde dónde está midiendo.

El medidor es un aparato electrónico y hay que saber usarlo.

Lo básico es muy simple de aprender, aunque hay modelos con muchas funcionalidades extra que pueden serte útiles y que también te llevarán más tiempo aprender.

Pero lo que ocurre con casi todos es que tienen, en general, la posibilidad de elegir desde qué punto empiezan a medir:

  • Sin incluir la longitud del propio aparato de medición.
    • La medida se toma desde el extremo del medidor hasta donde esté el puntero láser.
      • En muchos casos te estaría faltando la medida del propio medidor, hay que seleccionar cuándo usar este modo de medición y cuándo no.
      • Por ejemplo, si dejas el medidor en el suelo mara medir la altura hasta el techo, la medida sería incorrecta, pues no estaría midiendo desde el suelo, sino desde la parte alta del medidor.
  • Incluyendo la longitud del propio aparato de medición.
    • La medida se toma desde la parte de atrás del medidor hasta donde esté el puntero láser.
      • Es la más habitual, ya que, para medir, sueles apoyar el medidor contra una pared o en el suelo, y no se debe descontar nada en la medición.

No serías la primera persona que toma todas las medidas mal por no darse cuenta de que tenía el medidor configurado de una manera y pensaba que estaba de otra.

No sirve para objetos ni si hay huecos.

El medidor toma la medida hasta el punto en el que el puntero del láser topa con algo, sea una pared o un objeto.

Si, por ejemplo, quieres medir el ancho de un pilar, no te dará la medida porque el láser no choca con nada (en casos como éste, has de usar un objeto plano para que el láser detecte el final de la medición, como objeto auxiliar).

Si estás midiendo elementos en un mismo plano, como pueda ser la distancia entre puertas de una misma pared, o la distancia entre ventanas de una misma fachada, tampoco te servirá, porque el láser debe topar con algo para tomar la medida, y si los objetos están en el mismo plano, el láser pasa de largo y no detecta nada que medir.

Cuidado con la medición si hay vidrio.

El láser es luz, y la medición se realiza porque el rayo de luz rebota contra una superficie.

Pero si la superficie es transparente, puede que no detecte que haya un objeto, porque el rayo de luz atraviese el vidrio, y te dé una medición hasta algún objeto opaco que haya detrás del vidrio.

Del mismo modo, el vidrio provoca reflexión de la luz, y puede ser que el láser rebote en ángulo y la medición sea hasta el punto al que ha rebotado, incrementando así la distancia de manera errónea.

Es algo muy claro cuando mides aseos.

Si el láser da en el espejo, verás cómo el medidor indica distancias mucho más grandes de las reales, porque está midiendo todo el recorrido que va haciendo el rayo a lo largo de los sucesivos rebotes y reflejos que dé.

Exteriores, exceso de luz ambiente, dificultad para ver el puntero.

El medidor láser es fiable, y te indica la distancia hasta el punto rojo, en línea recta.

Es labor tuya asegurarte de que estás apuntando el láser hacia el punto que quieres.

Si estás midiendo una habitación con estanterías, has de asegurarte de que el puntero no esté topando con ningún libro o algún objeto que haya en los estantes, y eso lo ves con el punto rojo.

Pero si la distancia que estás midiendo es más grande, puede que ya no veas con tanta claridad si el punto rojo, que tal vez esté a 20m de distancia de ti, no esté justamente dando en un cable, un tubo, etc. (salvo que sea eso lo que quieres medir, claro está).

Del mismo modo, al ser luz, el puntero se verá mejor siempre que haya contraste.

Si la luz ambiente es alta, será más difícil ver el punto rojo.

Esto es más habitual en exteriores, pues la luz del día dificulta ver el puntero.

Por cierto, si estás dando en una pared roja o en un objeto rojo, como el puntero sea rojo (es lo más habitual) también lo tendrás difícil.

Para estas circunstancias, existen accesorios, como las gafas que permiten que veas el punto rojo en circunstancias ambientales de luminosidad que tu ojo, por sí solo, no conseguiría ver.

Aquí tienes el ejemplo de las Leica 780117 GLB 30:

Para medir en exteriores, existen medidores láser específicos, que suelen tener un coste elevado, y que generalmente no te van a hacer falta en tu trabajo diario, ni en tu casa, ni en tu oficina.

Vamos, entonces, a ver algunos modelos de medidor láser.

Medidores láser económicos en Amazon:

Bosch PLR 30.

Se trata de uno de los modelos más habituales, ya que su precio suele estar por debajo de los 100€, es de un fabricante reconocido, Bosch, y sus prestaciones son suficientes para muchos usuarios.

Alcanza a medir hasta 30m de distancia, con un error en la precisión de 2mm arriba o abajo.

Es de tamaño reducido (17cm de largo) y pesa menos de 100g.

Si quieres verlo en detalle, puedes pulsar aquí y visitar el Bosch PLR 30 en Amazon.

Makita LD030P.

Otro fabricante reconocido que tiene algún modelo en la gama asequible es Makita, y es el caso del LD030P, que también es suficiente para muchos usuarios, y también, al contar con el respaldo de Makita, es fiable.

Es de tamaño muy reducido, ya que son solo 11cm de longitud.

Tiene un alcance de medición de 30m, que suele ser más que suficiente para a mayor parte de los casos.

Si quieres más detalles, pulsa aquí para ver el Makita LD030P en Amazon.

Estos son solo algunos ejemplos de modelos de medidores láser válidos y de fabricantes fiables.

En Amazon encontrarás muchos más modelos tanto de estos fabricantes como de otros, que tal vez no son tan reconocidos, pero con precios muy bajos. Valora tú si te compensa o no.

Medidores láser de gama media en Amazon.

Vamos a comentarte algunos medidores láser de prestaciones más elevadas que los mencionados en el apartado anterior, y vamos a comenzar por alguno de la marca Leica.

Verás que los profesionales que tengan algo de experiencia ya a sus espaldas llaman a veces a los distanciómetros, telémetros o medidores láser «Disto».

Esto se debe a que, al principio, hace años, los primeros medidores láser que se podían encontrar eran los modelos Disto del fabricante Leica.

Hoy en día, hay muchas más opciones, pero Leica sigue siendo un fabricante que se cuenta entre los líderes, sin duda alguna.

Leica Disto D2-1.

Se trata de un telémetro láser de gama media-básica, de coste contenido pero con la garantía de ser del fabricante Leica.

De tamaño reducido (unos 11cm), pero con un alcance de medición de hasta 100m.

Ya te hemos mencionado que, si vas a tener que ver el puntero a esa distancia, seguramente necesitarás ayuda de otra persona, o las gafas accesorio como las Leica que te decíamos antes, o como estas gafas Stanley que además están disponibles para punteros láser verde.

Si quieres ver el Leica Disto D2-1 en Amazon, pulsa aquí.

Bosch Professional GLM 250 VF.

Como sabrás, el fabricante Bosch tiene varias gamas de producto.

En este caso, se trata ya de la gama Bosch Professional, pero con un precio contenido.

Este medidor tiene potencia suficiente como para ser considerado válido para medir en exteriores, alcanzando una distancia máxima de 250m con una precisión de error de 1mm arriba o abajo.

Además, ya que se considera válido para uso profesional y de exteriores, cuenta con una protección IP54, lo cual significa que tiene un buen grado de protección ante el agua y también ante el polvo.

Pulsa aquí si quieres más detalles en Amazon del Bosch Professional GLM 250 VF.

Utilidad, y nosotros.

Esperamos que este artículo te haya servido de utilidad, y que puedas seleccionar el distanciómetro láser que más se adecue a ti.

Como te decíamos, hay muchos más modelos y marcas, pues el mercado es cada vez más amplio, pero te damos un punto de partida fiable con el que poder trabajar.

Por nuestra parte, recuerda que nos dedicamos a inventarios para empresas y oficinas SIN GENERAR DEPENDENCIA.

De modo que, si necesitas un inventario, contacta con nosotros.

Share