Por qué poner vinilos en las mamparas de tu oficina.

vinilos en las mamparasTienes que poner vinilos en las mamparas de vidrio de tu oficina.

Poner vinilos en las mamparas parece un contrasentido, porque normalmente las mamparas de vidrio se instalan para evitar la sensación de tabiquería o de espacios cerrados, ya que permiten el paso de la visión y de la luz.

Por tanto, muchos proyectistas se empeñan, aún hoy, en no poner nada en los paños de vidrio y dejar esa imagen de “pecera” que tanto vemos en fotografías.

Pero hay varios motivos por los que esto no debe, o incluso no puede (por Normativa) ser así.

 

Seguridad de uso de la oficina (obligado por norma en algunos países).

Empezamos por aquello que, en algunos países, es obligatorio por Normativa.

Y es que la misma característica que define al vidrio es también un problema de uso: la transparencia.

Si no se instalan vinilos en las mamparas, es probable que no se vean, pudiendo provocar que las personas se choquen contra ellas en su circulación por la oficina.

No es algo de las películas de risa.

Es probable que estés pensando en las películas cómicas en las que alguno de los personajes se topa con un vidrio transparente por no percibirlo (repetida imagen de alguien que va a pasar por una puerta y resulta que está cerrada, pero es de vidrio y no se vé, por lo que hay choque).

Pero es algo muy real, y dependiendo del ímpetu que lleves en ese momento en tu caminar, el golpe puede ser bastante doloroso.

 

En fase de instalación.

Puede servirte de indicador el hecho de que, en fase de obra, los montadores de las mamparas, cuando ya están instalando los vidrios, usan cintas de precinto o de cinta de carrocero, y las pegan sobre los paños transparentes en forma de “X”, para que se vean y las personas que estén circulando por la obra no se choquen con esos paños transparentes.

Y es porque tienen la experiencia de que, si no se ponen esas marcas, los choques con el vidrio no son algo tan excepcional como puedas pensar.

Cómo deben ponerse los vinilos en las mamparas para cumplir con la Normativa.

No vamos a entrar en una definición exacta, pues la Normativa es diferente en cada país, y será en cada documento de reglamentación específico donde se defina.

No obstante, lo habitual es que tiendan a pedir que se marque el vidrio de alguna manera (ojo, no tiene por qué ser mediante vinilos, aunque sea lo más habitual), a la altura de la vista.

¿Cuál es la altura de la vista?

En general, hay 2:

  • La de una persona de pie.
    • Oscilará según la estatura de la persona, pero vaya, las Normativas marcarán algún margen permitido.
  • La de una persona sentada
    • Recuerda que por tu oficina debe poder moverse alguien que vaya en silla de ruedas, ya sea permanentemente u ocasionalmente, y tiene que ver el paño de vidrio con facilidad para no toparse, exactamente igual que le ocurre a quien camina por la oficina.

El detalle de cómo marcar los paños, en cuanto a proporciones, grados de opacidad, colores o lo que sea, será específico de cada Norma.

 

Grados de opacidad.

No todos los vinilos son absolutamente opacos.

De hecho, los más utilizados en las mamparas de oficina son los vinilos que se suelen llamar “al ácido”, que son de tono gris y traslúcidos.

Se llaman así porque recuerdan a un marcado del vidrio con chorro de arena, o a un esmerilado, que no hace tanto tiempo eran las formas más habituales de marcar vidrios.

Con los vinilos traslúcidos, pueden incluso cubrir paños enteros de vidrio sin perder el paso de la luz, aunque sí impidiendo la visión, lo cual puede ser muy útil, para lograr privacidad en salas cerradas y despachos.

 

Marcado permanente vs vinilos.

Haremos este inciso para dejar claro que, cuando hablamos de que debes poner vinilos en las mamparas de vidrio de tu oficina, hablamos así porque es lo más habitual, aunque lo que hay que hacer es marcarlos, para que se vean.

Como te decíamos antes, no hace mucho tiempo el uso de vinilos en las mamparas o sobre los paños de vidrio era percibido como algo de baja calidad, especialmente por los arquitectos y diseñadores de los espacios de oficina.

Eso de poner “pegatinas” era algo cutre: lo bueno, lo auténtico, era actual sobre el propio material, con tratamientos abrasivos, esmerilados, etc… que dejaban marcado el vidrio para siempre, y no se despegaban como los vinilos.

Es otro claro ejemplo de por qué el diseño lo ha de hacer un profesional especialista en oficinas, y no un alguien que no entienda el mundo workplace, por muy arquitecto que sea.

Lo que ocurría era que el diseñador te hacía incurrir en un gasto de coste alto en, por ejemplo, grabar el logo de tu empresa en los paños de vidrio de las puertas de acceso: precioso.

Al cabo de un año, el logo de la empresa cambiaba (por fusión, por venta, por cambio de imagen corporativa…) y no podías modificarlo en los vidrios: tenías que tirarlos a la basura, y poner vidrios nuevos (y volver a grabarlos con el nuevo logo, claro).

Con el tiempo, se fue viendo que esto era una auténtica tontería, ya que la imagen corporativa de las empresas varía con bastante frecuencia, y no puedes estar tirando vidrios a la basura cada vez que ocurra.

 

Cambio de diseño local.

Pero no es solo que cambie la imagen corporativa de toda la empresa, también puede haber cambios específicos.

Imagina una sala en la que has esmerilado líneas horizontales del vidrio para que se vea.

Con el uso, te das cuenta de que las franjas horizontales están demasiado separadas, y que no tienes la privacidad que necesitabas: ¿Prefieres tirar todos los vidrios, o despegar un vinilo y poner otro?

Imagina que tienes una sala que se llama “gran ciudad”, y tienes sobre los paños del vidrio de la mampara un skyline de rascacielos.

Por el motivo que sea, la pasas a llamar “guitarras”, y quieres que sobre los paños de vidrio haya figuras de guitarras o motivos relacionados: ¿prefieres tirar los vidrios, o cambiar un vinilo?

 

Posibilidades de diseño: muchísimas posibilidades.

Vamos a terminar el tema de este artículo hablando de la parte más abierta de todo esto, que son las posibilidades de diseño que dan los vinilos, no solo sobre las mamparas de vidrio, pero también ahí.

 

Muchas posibilidades, mucho trabajo.

No te extrañe si en tu proyecto acabas viendo que se tarda lo mismo (o más) en definir los vinilos de las mamparas que en el plano de distribución de la oficina.

No serás el primer caso, ni probablemente seas el último.

Lo hemos vivido a lo largo de nuestra experiencia, y tiene lógica, ya que las posibilidades de diseño son tantas que las querrás aprovechar para que tus vinilos, aparte de ser funcionales, aparte de cumplir la Normativa de tu país… transmita mensajes, valores, imagen de empresa, etc.

Si la empresa tiene ya un cierto tamaño, en la definición de los vinilos en las mamparas entra a participar el departamento de Marketing, lo cual tiene toda la lógica, que no suele estar en la definición de la distribución de la oficina.

Parece poco, pero al haber más intervinientes, también la definición puede hacerse más lenta: todo por un mejor resultado final.

Es un mecanismo de diseño muy potente.

Una misma sala, con las mismas paredes de vidrio, puede tener una imagen completamente distinta si se cambian los vinilos, sin tocar nada más.

Piensa en una sala con paredes de vidrio transparente, con el mínimo normativo marcado.

Ahora, compara esa imagen con un diseño de vinilos de colores vivos haciendo formas imaginativas…

Y también puedes pensar en la misma sala con vinilos que tengan fotografías impresas…

¿A que la sala no parece la misma?

Y solo has cambiado del diseño de los vinilos en las mamparas.

 

¿Te ha parecido interesante, quieres más?

Si te gusta el blog, puedes dar un paso más y suscribirte gratuitamente, de modo que recibas en tu email más cosas de las que se publican en los posts.

Quiero suscribirme

 

Leer más artículos

 

Share