La Evaluación de Riesgos de tu oficina no es válida para tu obra de implantación.

Casco de obra-evaluación de riesgos

No es lo mismo la evaluación de riesgos de tu oficina que la necesaria para las obras de implantación

Alquilas un local y te dispones a realizar las necesarias obras de adecuación del espacio para que se convierta en tu nueva oficina.

Necesitas contemplar una serie de aspectos relativos a los riesgos del trabajo, y a veces te piden una Evaluación de Riesgos.

Tú tienes una en tu empresa, pero ten claro que no es lo mismo.

Vamos a explicarlo.

 

La Evaluación de Riesgos de tu empresa se refiere a tu actividad.

En una oficina existen riesgos para las personas que allí trabajan.

Generalmente, cuando se piensa en riesgos rápidamente viene a la mente alguna actividad de aventura en la que un despiste puede suponer un grave perjuicio para el afectado.

Sin embargo, en una oficina también hay que tener en cuenta una serie de cosas para conseguir un entorno de trabajo de riesgos bajo control.

Desde el cuidado de la ergonomía y la salud (mobiliario, acabados, pantallas de ordenador, iluminación…) hasta la preparación ante situaciones inusuales pero posibles, como la declaración de un incendio o síntomas repentinos de enfermedad (planes de emergencias, planos de evacuación, recurso preventivo, primeros auxilios, listado con los centros de salud más cercanos, etc.).

 

Los trabajos que se realizan en las obras de adecuación no son los mismos que el día a día de tu oficina.

Siguiendo con la misma lógica, verás claro entonces que en una obra los trabajos que se realizan son otros, y por tanto los riesgos a evaluar también lo son.

Aunque en algunas ocasiones el documento que trata los accidentes en la obra se llame también Evaluación de Riesgos, no te vale la que tú tienes, porque esa evalúa los riesgos del día a día en tu oficina, así como las situaciones excepcionales (como el ejemplo de que haya un incendio).

Por ejemplo, es difícil que una Evaluación de Riesgos de tu oficina contemple que te puedan caer objetos en la cabeza y por tanto obligue a los trabajadores a llevar casco, mientras que en caso de una obra (por mucho que sea de interiorismo, es una obra) es muy común que así sea.

 

Existen muchas posibles situaciones que impliquen coordinación de evaluaciones de riesgos.

Dependiendo de la legislación que te resulte de aplicación obligatoria, hay mucha presencia de la prevención de riesgos, y es la Normativa la que se encarga de ir señalando cómo es cada documento (si es una Evaluación de Riesgos, un Estudio de Seguridad y Salud, un Plan de Seguridad y Salud, un Plan de Coordinación de Actividades, etc.), y también quién lo redacta, quién es responsable, etc.

Por eso no nos vamos a extender más aquí, y si tienes interés en tu caso particular, lo tienes tan fácil como contactar con nosotros.

Quiero contactar con Easaedro

 

Leer más artículos

 

Share