Coworking Interno como dinamizador de los equipos en las empresas.

Coworking Interno-easaedro

El Coworking Interno ayuda a la Productividad de las empresas

 

El término Coworking viene a significar trabajo colaborativo.

Sin embargo, desde hace unos años se ha pasado a identificar con un determinado tipo de espacio físico en el cual conviven personas de diferentes empresas, compartiendo entorno laboral o bien turnándose a lo largo del día o de la semana.

Estos espacios han tenido un éxito notable, debido a varias cuestiones, tal vez las principales sean:

  • Ahorro de costes.
    • Se puede tener un espacio de oficina, y al ser compartida o a tiempo parcial, el coste del alquiler suele ser más bajo que una oficina en un edificio al uso.
  • Recursos en zonas comunes.
    • Estos espacios suelen tener unas zonas comunes donde se pueden realizar eventos, salas de reuniones compartidas que se pueden alquilar, etc.
  • Networking.
    • Al haber personas de diferentes disciplinas trabajando en un mismo espacio, puede surgir la conversación y la colaboración.

 

¿A qué nos referimos cuando hablamos de Coworking Interno?

Especialmente cuando las empresas tienen un tamaño que les implica tener varias oficinas, se va comprendiendo, cada vez más, que aparece un concepto interesante: la movilidad interna.

Actualmente, las empresas pueden encontrar muy útil lanzar el mensaje a todos sus empleados de que son parte de una única empresa, independientemente de en qué oficina (geográficamente hablando) se encuentren.

Es un mecanismo que busca aumentar en engagement (compromiso) de los empleados, que cada vez es más difícil de conseguir.

Puedes ver uno de los mayores estudios acerca de este tema realizado por la empresa de mobiliario Steelcase, en su Informe Global acerca del Engagement por países.

Cuando hablamos de Coworking Interno nos referimos a entender las distintas partes de un equipo interno de la misma forma en que los Coworkings lo hacen con grupos de empresas diferentes.

 

El Coworking Interno como actividad.

El mensaje es que, dado que trabajas en una cierta empresa, y esa empresa tiene diferentes sedes (sea en diferentes países o dentro de un mismo país, o dentro también de una misma ciudad), puede haber equipos formados por empleados de diferentes localizaciones.

El trabajo en equipo busca que el resultado sea mejor que la suma de las partes por separado, y la empresa te indica que si el mejor colaborador para una determinada tarea se encuentra dentro de la compañía, aunque esté adscrito a otra sede, puede ser parte de tu equipo, o tú del suyo.

Por tanto, no es extraño que haya equipos formados por personas que, si bien todas trabajan en la misma empresa, no se encuentren físicamente en la misma oficina habitualmente.

 

El Coworking Interno como espacio.

Si bien existen muchos medios para trabajar en remoto, y para ello los avances en la tecnología de telecomunicaciones y de trabajo en equipo son de gran utilidad, también puede formar parte de la estrategia de la compañía que, ya sea de manera continua o puntual, el equipo se reúna físicamente en alguna parte.

Para ello, lo más útil es que se disponga de espacios similares a los que se pueden encontrar en los Coworking usuales, para que esos equipos temporales tengan todos los medios necesarios para trabajar.

 

El Coworking Interno se compatibiliza estupendamente con el Trabajo Flexible.

Es probable que la imagen que te haya venido a la mente al hablar de dotar a la oficina de un espacio para los equipos temporales sea un espacio con mesas y sillas que vayan a estar vacíos la mayor parte del tiempo, pues solo se van a usar cuando haya la necesidad de estos equipos temporales.

Sin embargo, si piensas en una manera flexible de trabajar, puede ser que no sea necesario disponer de un espacio adicional al habitual, sino que se ocupe de la misma manera que el resto de la oficina que responde a un esquema de trabajo flexible: cuando hace falta.

De este modo se puede instalar al equipo temporal en un lugar habitual de la oficina, encuadrándolo dentro de la actividad, igual que al resto de los trabajadores.

 

Coworking Interno dentro una única oficina: dinamizador de equipos.

¿Qué pasa si la empresa no es tan grande, o no tiene oficinas en muchos sitios?

¿Qué pasa si la empresa solo tiene una oficina?

Pues pasa algo parecido:

Salas y espacios polivalentes para equipos temporales.

En las empresas hay proyectos, y los proyectos son llevados a cabo por equipos.

Generalmente, estos equipos tienen una composición pluridisciplinar, de manera que se busca que haya especialistas en cada uno de los campos en los que se vaya a trabajar en ese proyecto.

Sin embargo, la composición de los equipos no tiene por qué ser fija e inalterable.

Cada proyecto puede (suele) tener características particulares, y esto implica que la composición del equipo busque ser la óptima para cada proyecto.

Aunque haya personas que pertenezcan a varios equipos de varios proyectos al mismo tiempo, las reuniones (físicas o virtuales) serán independientes para cada proyecto.

Pongamos un ejemplo teórico, para ilustrar lo que decimos.

  • Proyecto 01: fabricación de una bicicleta.
    • Equipo:
      • Especialista en ruedas de poca carga.
      • Especialista en transmisión mecánica.
      • Especialista en ergonomía.
      • Especialista en imagen de marca.
  • Proyecto 02: fabricación de una bicicleta eléctrica.
    • Equipo:
      • Especialista en ruedas de poca carga.
      • Especialista en transmisión mecánica.
      • Especialista en motores eléctricos
      • Especialista en ergonomía.
      • Especialista en imagen de marca.
  • Proyecto 03: fabricación de una motocicleta
    • Equipo.
      • Especialista en ruedas de alta velocidad
      • Especialista en transmisión mecánica.
      • Especialista en motores de combustión.
      • Especialista en ergonomía.
      • Especialista en imagen de marca.

Más allá de que habrá muchos casos en que la misma empresa que fabrique bicicletas no fabrique motocicletas, no entremos en ese terreno de análisis sino en el asunto de la composición de los equipos.

Seguro que tú, en tu campo, eres capaz de generar un ejemplo real y válido en tu terreno.

 

¿Cómo funcionaría este conjunto de equipos?

Como ves, en los 3 proyectos del ejemplo hay varios componentes de los equipos que son comunes a los 3, o tal vez a 2 de ellos.

Puede ser que incluso se trate de la misma persona.

Y puede ser que alguno de los componentes de alguno de los equipos sea un especialista externo, lo cual es cada vez más habitual.

Sin embargo, las reuniones de equipo para el desarrollo de cada proyecto son completamente diferentes, como puedes ver.

 

Una cosa es el espacio para equipos, y otra cosa es el espacio para departamentos.

Esperando que el ejemplo haya sido lo suficientemente ilustrativo, merece la pena fijarse en que no es lo mismo hablar de equipos que hablar de departamentos, y por eso hablamos de Coworking Interno.

Es muy habitual que en las oficinas haya una zonificación basada en departamentos, pues los departamentos tienen una composición relativamente estable.

Así, no es extraño que, cuando te dan una vuelta para enseñarte una oficina, vayas pasando por diferentes secciones, y te vayan explicando “aquí están las personas de Administración, aquí las de Cadena de Suministros, aquí las de Comercial, aquí…”

Pero esas mismas personas, que “siempre” pertenecen a un mismo departamento, pueden formar parte de diferentes equipos de trabajo, y esos equipos de trabajo pueden tener un carácter temporal, para una actividad concreta o un proyecto.

Puede haber un equipo con 2 personas del departamento comercial, 1 de contabilidad y otra de legal (por decir algo)…

Para que esos equipos puedan reunirse y trabajar, es necesario que existan espacios de colaboración, de Coworking Interno.

Imagina unas salas que se van llenando y vaciando, en las que van entrando los equipos de los proyectos 01, 02, 03, 04… (llámalos como quieras).

Incluso puede haber personas que se cambien directamente de una sala a otra, o que se queden en la misma durante varias reuniones, si es que forman parte de varios equipos (no entramos a valorar si esto es conveniente o no, cada caso será diferente).

Dinamización de equipos mediante el espacio.

Como puedes ver, la función de estos espacios de Coworking Interno es la dinamización de los trabajos en equipo.

A través del espacio, se consigue que los equipos puedan trabajar correctamente, de una forma dinámica, ágil y productiva.

 

Conclusión: el Coworking Interno puede ser útil en los casos de empresas con muchas sedes, o de una sola oficina.

Como ves, en un solo artículo has podido analizar cómo hablar de coworking no tiene por qué significar necesariamente un tipo de actividad ni de espacio en concreto, ni tiene por qué ser externo, pues puede ser interno.

También has visto cómo tiene utilidad cuando la empresa tiene muchas oficinas y cómo también es muy útil cuando se entiende como parte del trabajo en equipo, aunque se tenga un única oficina.

Y también has visto cómo es interesante tanto cuando en el equipo hay personal exclusivamente interno, o hay parte del equipo externo.

Esperamos que tu concepto de coworking se haya ampliado, en el caso de que no lo estuviera ya.

 

Tu caso en concreto.

Ya sabes que siempre nos gusta recalcar que, aparte de la explicación más o menos teórica que pueda contener un artículo, cada caso concreto es un mundo, y el que nos interesa es tu caso en partcular.

Si quieres hablar con nosotros para que tratemos tu caso, solo tienes que contactar.

Quiero contactar con EASAEDRO para ver mi caso de Coworking Interno.

 

Leer más artículos

 

Share